Sé que hay un mundo en mi interior

Invisible a los demás que requiere mi atención

Y cuando el ruido se apagó me susurra cuídame

No me debes descuidar

 

Me hace vulnerable a su presencia,

Me conecta con mi esencia

Y me vuelve a mi lugar

Me hace vulnerable y me recuerda,

Que mi vida está completa

Cuando estoy cerca de El

 

Y cuando el alma empieza a hablar

Debo escuchar su suave voz, debo inclinar mi corazón

Me quiere al centro regresar, a mi norte, mi razón

No la debo de ignorar